Docker: definición y conceptos básicos

docker

Cada año surgen más tecnologías y recursos para desarrollar aplicaciones y sistemas de software. Hoy te contamos lo que necesitas saber sobre Docker: qué es, para qué se utiliza y cuáles son los conceptos básicos relacionados.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de Docker?

Docker es una tecnología que está en el mercado desde 2013. Se trata de un proyecto open source, uno de los más populares de Github. Con Docker, nos referimos al software que se dedica a la virtualización de aplicaciones o de espacios virtualizados.

Brinda una capa adicional de abstracción y automatización de virtualización de aplicaciones en múltiples sistemas operativos. Internamente, utiliza la tecnología de contenedores de Linux. Si bien los contenedores te permiten virtualizar, el sistema operativo sigue siendo el propio. 

Docker usa recursos del kernel del sistema operativo para virtualizar y aislar las aplicaciones.  Es súper ligero, bastante más rápido y, por ende, pesa mucho menos. Hoy en día, existen otros software que utilizan tecnología de contenedores; sin embargo, Docker fue uno de los primeros y continúa siendo el más popular.

¿Qué es un contenedor y para qué sirve?

Un contenedor es un espacio virtual, que emplea una imagen, en el que instalas todo el software necesario para que puedas ejecutar las aplicaciones que vayas desarrollando. Es independiente y ligero, integra todo lo necesario para ejecutar una aplicación, incluidas bibliotecas, herramientas del sistema, código, etc.

El objetivo de un contenedor es incluir todo lo necesario para que una aplicación se pueda ejecutar en cualquier plataforma, sin tener que realizar ningún cambio. Es decir, se consigue independencia entre la aplicación y el equipo en el que se ejecute, ya que dicha aplicación se ejecuta dentro de su contenedor, el cual tiene todo lo que esta necesita.

¿Cómo se define una imagen y cuál es su utilidad?

Podríamos definir una imagen como una plantilla que te permite crear contenedores. Incluye el diseño y la configuración necesaria para poder desarrollar contenedores concretos. En pocas palabras, una imagen determina el software que necesitas.

¿Qué diferencias existen entre contenedores de Docker y máquinas virtuales?

Con las máquinas virtuales, cada sistema invitado es independiente del sistema anfitrión; tiene su propia gestión de recursos, procesos y tareas. Esta realidad dificulta el manejo de aplicaciones que instales en sistemas invitados.

Docker, por su parte, propone no instalar un sistema invitado, sino aprovechar las características que ya se encuentran en el sistema anfitrión, el que tienes instalado. Esto es posible gracias a Docker Engine, un servicio que se encuentra en el sistema anfitrión y facilita el despliegue de contenedores independientes.

¿Cuándo utilizar Docker para tu producto o servicio?

En la actualidad, el uso de los servicios de Docker es casi indispensable. Si quieres agilizar el desarrollo, la experiencia y la instalación, siempre te conviene emplear Docker. Asimismo, si un nuevo desarrollador se une a tu equipo, en unos pocos pasos podrá disponer de los sistemas necesarios para empezar a trabajar.

En pocas palabras, la tecnología Docker se vuelve fundamental al momento de desarrollar un proyecto tecnológico y/o incluir un nuevo profesional a tu equipo. Si quieres saber más, no dudes en escribirnos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.